Las tiendas de disfraces y el marketing

Las tiendas de disfraces y el marketing

21 diciembre, 2020

El marketing está presente en muchos campos y uno de ellos son las tiendas de disfraces. Hablamos de un nicho de mercado de lo más rentable y al que no se le presta atención, ya que la creatividad está mezclada con la fantasía.

Las tiendas de disfraces no precisan de grandes inversiones y suelen mantenerse las ventas durante todo el año, por lo que necesitan de una gran labor de marketing.

Vamos a ver la relación entre las tiendas de disfraces y el marketing cuando se quiere emprender en este sentido:

Lo primero que hay que tener es un plan de negocio que pivote sobre la propia idea de tiendas de disfraces que se tenga.

¿Cuáles son los clientes con los que cuenta una tienda de disfraces?

En base a las posibilidades y la idea de negocio, se pueden atender diferentes nichos en el mercado tales como:

  • Fiestas Infantiles
  • Publicidad
  • Fiestas de tipo histórico
  • Festejos de todo tipo
  • Obras de teatro o de cine
  • Cosplay

Se piensa que los disfraces son únicamente los niños en las fiestas del cole, Halloween y carnavales, pero lo cierto es que, como nos aseguran desde La casa de los disfraces, el mercado es enorme y los adultos son los que demandan mayores disfraces para toda clase de fiestas y ocasiones.

¿Qué necesita una tienda de disfraces?

Hay que pensar en si se van a comprar disfraces para proveedores o se confeccionarán por nosotros mismos.

Todo va a depender de la naturaleza del negocio y de la propia investigación del mercado que hagamos antes de tener claras las ideas más rentables y que más nos puedan gustar.

Lo mejor es ofertar servicios de confección de disfraces a medida y necesidad del propio cliente, lo que ayudará a que haya más oportunidades para vender y la cuota de mercado se ampliará.

El caso es que, cuando no se tiene la experiencia como para poder hacer nuestras propias tiendas, es posible trabajar en el área de negocios y que la creatividad quede para otro momento.

Se pueden también hacer acuerdos comerciales como modistas y casas de diseño de pequeño tamaño para así poder remitir las solicitudes de la clientela y diferenciarse de la competencia, por este valor añadido que se daría a la tienda de disfraces.

Proveedores

En el mundo del marketing y del comercio en general, hay que buscar siempre las cosas que la competencia no tiene, por lo que siempre es interesante el contacto con proveedores a nivel regional o nacional. Ellos te van a brindar un portafolio de ventas para poder elegir los mejores modelos para la tienda de disfraces.

Así es como te van a poder asesorar sobre la clase de disfraces o qué personales son los más demandados en otras tiendas.

Almacén

Se pueden ofertar los disfraces en la red o comercializarlos en la tienda física, pero creemos que siempre es mejor mezclarlos.

Pensemos que igualmente, vas a precisar de un espacio para la conservación de los disfraces antes de que se haga el envío de la compra, por lo que siempre se puede usar el almacén como si fuera un closet para el envío de los disfraces, aprovechando el espacio para poder atraer a la clientela potencial para que curiosee en tu catálogo.

Ubicación

La situación es importante para una tienda de disfraces que sea física, algo que no sucede si es online, aunque demandará otro tipo de esfuerzos para su posicionamiento o publicidad online.

Volviendo a la tienda física, lo mejor es que estén cerca de colegios o zonas recreativas, de tal manera que puedan atraer a los niños, pero también a los padres. Una buena zona son los centros comerciales, que son punto de encuentro entre toda clase de consumidores, aunque también es más fácil poder encontrar competencia, tanto en el plano directo como indirecto.

Promociones

Un punto importante que se recomienda es utilizar las redes sociales, pues actualmente tienen un impacto cada vez mayor y son accesibles. De la misma manera, también es buena idea el poner anuncios en zonas próximas a los colegios y hacer disfraces. Tampoco descartes otras alternativas como la promoción directa en estudios TV, cine, etc.

Como puedes ver, el montar una tienda de disfraces no es algo sencillo, pero bien realizado puede ser muy interesante para tener un negocio con gran estabilidad. Eso sí, el marketing debe ser clave y tener un plan establecido para luego ejecutarlo correctamente es vital para que todo salga bien y el éxito llegue a nuestro negocio.

Esperamos que esta lectura sea de utilidad, seguro que si lo implementas todo bien lo notarás, y para bien.