La importancia de las banderas institucionales en el marketing

La importancia de las banderas institucionales en el marketing

No siempre se le da la importancia que merece a las banderas institucionales en marketing. Muchas veces hay organizaciones de diferente tipo que expresan la voluntad de tener una bandera institucional y no todos los directivos o el personal entienden bien el importante papel que tiene disponer de una bandera institucional en la empresa.

Las banderas institucionales tienen más utilidad de lo que pensamos

Como aseguran desde Fabricabanderas.com, en base a sus muchos años en este mercado, es que da una imagen de seriedad que luego termina siendo muy apreciada por los clientes. Es una forma de representar y de dar más sentido a la imagen de la empresa.

Podemos verlo de la siguiente manera, cuando uno acude a una empresa y antes de entrar a ella, solemos ver un lugar de privilegio, caso de los lugares ajardinados, donde suelen flamear algunas banderas institucionales. Esto da una magnífica impresión. Lo normal es pensar que no es una empresa que sea pequeña o de reputación dudosa.

Las empresas que tienen banderas institucionales, lo que hacen es marcar su presencia de diferente forma y eso es algo que no se puede discutir. Está claro que las banderas institucionales no van a nacer de un día para otro, pues no nacen de la nada, ya que hay que pensar bien el diseño o el color.

Se debe cuidar bien el color y el diseño, por lo que es mejor que la organización pase por la etapa de contar con un logotipo que le pueda identificar. Además debe ser coherente con la clase de organización. No es igual que pensar en banderas publicitarias para un club de fútbol que hacerlas para una empresa tecnológica o que no tenga fines lucrativos.

Los profesionales especializados en diseño tienen que trabajar en equipo con personas que conozcan ampliamente la institución y que puedan captar y transmitir los aspectos más importantes de estas.

Ventajas de las banderas de publicidad

Las banderas corporativas, normalmente se hacen con el logo de la empresa en cuestión, lo que permite dar una buena publicidad a la firma que se trate.

Hay muchas empresas que están a la búsqueda de programas nuevos de publicidad que sea asequibles en lo económico, pero también innovadores y eficaces. El caso es que la publicidad eficaz no tiene que ser expresamente innovadora o estar en la vanguardia.

La publicidad que se realiza  con banderas es de esos métodos que no ha envejecido ni se ha quedado anticuado actualmente. Son un tipo de banderas que son muy eficaces.

Vamos con algunas ventajas más:

  • Las banderas corporativas tienen mayor eficacia que un letrero que sea de neón. Cuando el aire las mueve, lo que ocurre es que logran captar una atención natural sobre todos los que pasen próximos a ellas. Hasta cuando hay una leve brisa, la bandera termina por mostrar el logo de la empresa.
  • Son instalaciones económicas y baratas, pues es solo instalar el mástil y poner la bandera, algo que no tiene una complicada instalación.
  • Se pueden personalizar en base a algunos tamaños y modelos
  • Sofisticación, pues dentro de una sala de reuniones, salón de actos u oficina, el tener una bandera de empresa reforzará sin duda la imagen a ojos, tanto del público como de los visitantes.

Además de solucionar los temas de diseño, existen otros aspectos que deben pensarse con el debido cuidado, como saber bien si pensamos en banderas para el exterior o el interior, o cuál es el material más adecuado dependiendo del caso. Se debe saber si ondearán en mástiles o serán portadas por personas. En este caso, tendrán que ser más ligeras, pero resistentes.

Debemos tener claro que, cuando empieza el proceso de la creación de banderas institucionales en las organizaciones, hay que seleccionar a buenos especialistas en este campo, que sepan bien el significado que tienen las banderas institucionales, las de los países y de las banderas del mundo.

Las banderas son un gran símbolo, significando al mismo tiempo identidad, orgullo por lo que representan y por el mero hecho de llevarlas, especialmente en cuanto a la identidad corporativa, de los ideales y de la solidez empresarial.

La confianza en este proceso a expertos en este tipo de banderas, tanto de tipo institucional como publicitario o personalizadas es una decisión de lo más inteligente. Para ello hay que seleccionar bien la empresa en la que confiemos, pues de lo contrario, si por ejemplo buscamos la más barata y da mal servicio, al final vamos a terminar pagando más, al tener que contratar a otra empresa para que haga nuestra bandera.