El triunfo del marketing del vino

El triunfo del marketing del vino

12 noviembre, 2021

El vino ha conquistado nuestras vidas. Lo que hace años era una bebida para personas mayores, ahora mismo se ha convertido en el elíxir para todas las edades. No en vano hay toda una cultura del vino por detrás que ha permitido que sean muchas las familias que viven de este líquido elemento que según los romanos desataba la lengua.

Pues bien, hoy queremos hablar de todo el marketing que se ha sabido hacer alrededor de él. Son muchas las empresas que han apostado por hacer publicidad, promoción y externalización de sus empresas siempre con el argumento del vino como elemento. Ahora bien, En un mundo tan dispar y competitivo como es el del vino. Debes encontrar algo que te diferencie y volcarte en ello. Una variedad, una parcela, un método de elaboración, una campaña diferente, un color, una forma diferente de beberlo. Lo que sea, pero algo diferente.

Según los últimos datos, en España hay más de 6.000 bodegas, cada una con varias referencias de productos, lo que supone una alta saturación para el consumidor en los lineales. Sólo desde la óptica de un gran profesional del marketing se podrá trabajar en la diferenciación del producto desde la propia concepción del mismo. Por eso, es vital trazar un plan estratégico adaptado a cada mercado para disminuir los riesgos y mejorar la eficacia de nuestra apuesta internacional.

Enoturismo

El Enoturismo o también llamado turismo del vino es el turismo en que el vino es parte esencial de la propuesta. AL igual que se hace turismo de comidas, de agua, de fiesta o cultural, pues en los últimos años está más que presente el del vin. El enoturismo engloba en la práctica muchas cosas y no todas debemos vincularlas necesariamente al vino. Y es que son muchas las actividades que se pueden hacer con el vino como pretexto. Actividades en grupos, en familias, en amigos y por supuesto, tú solo. Pero tampoco hay que olvidar que para que un producto o servicio turístico en una bodega funcione y sea rentable, debe ser desarrollado por un departamento específico dentro de la empresa, y que este modelo productivo tiene que ser también un trabajo conjunto entre todos los departamentos de la bodega. Debe haber, por tanto, colaboración entre las bodegas, empresarios e instituciones.

Utensilios

Al final, lo que siempre hacemos es beber de una copa o comprar una botella para echar vino. Pues bien, aquí cobra mucha importancia el marketing de elementos. Como nos indican desde Giona Company donde tienen todo tipo de utensilios relacionados con el mundo del vino para promociones de empresas del sector de alimentación y bebidas y para suministro de hostelería. En estos momentos cuentan con una gran variedad de vinotecas originales, dispensadores de vino, cubiteras de hielo, vasos, copas de vino, decantadores, sacacorchos de pared, tapones para vino, tapones para cava, así como un amplio catálogo de accesorios para que la degustación de sus vinos resulte inmejorable. Sin duda, el mejor marketing que puede hacer una empresa. ¿Cómo? Pues porque todos estos productos pueden ser personalizados con diferentes técnicas como, serigrafía, chorro de arena, laser, etc. con grabados que harán las delicias en los hogares particulares o presentarán de una manera elegante la marca de su negocio.

Comunicación

En estos tiempos si no comunicas no eres nadie. Por eso, el vino ha sabido encontrar en periodistas y en expertos en redes sociales a sus mejores aliados. Por este motivo hay que tener una buena comunicación: hay que trabajar en el mensaje que queremos transmitir con nuestra marca. Generar contenido también hará que ganemos clientes, y que más personas se fijen en ti. Una buena opción es tener un blog, un canal de youtube o un buen Instagram activo, en definitiva, tener activas las redes sociales con noticias, concursos y otros eventos. Por supuesto estar en contacto con los medios de comunicación, sobre todo los especializados, para que sepan de vuestra evolución y de vuestras propuestas. Para ello es preciso contar con un adecuado departamento de comunicación formado por profesionales.

Así pues, para marcar una buena estrategia de marketing, lo más importante es saber a qué tipo de cliente va dirigido nuestro producto, una vez decidido a qué sector nos vamos a dirigir, ya podremos marcar las estrategias adecuadas. No es fácil porque la selva está llena de animales, pero tenemos que saber adaptar nuestro plan de marketing a lo que estamos viviendo. Y por supuesto, brindar con un buen vaso de vino.