Cómo elegir un Coworking para trabajar eficientemente

El mundo del marketing tiene en el Coworking una buena solución para muchos profesionales del sector. Todos coincidimos en que no es igual ir a un espacio de Coworking que un despacho, o estar en un apartamento donde haya una sala de gran tamaño en la que pueda uno sentarse y hacer las tareas profesionales con nuestro portátil.

Tampoco es lo mismo un espacio de coworking que un centro de empresas. Estos centros que tanto han crecido en los últimos años en las zonas centrales de muchas poblaciones son muy ventajosos pero como nos comentan uno de los centros pioneros The Undergroundden.com, estos deben cumplir con alguna serie de requisitos si se quiere trabajar de manera más eficaz en estos espacios. Hay que comenzar por cómo se configura el espacio, que deberá ser abierto, puesto que el coworking hay que entenderlo no solo como un lugar donde desarrollar las actividades profesionales, siendo un espacio para colaborar. Carece de sentido esta clase espacio en un apartamento.

Debe haber puestos de trabajo, zonas de las denominadas comunes, caso de las salas de reunión, relax, con sillas o sofás donde se puedan ir manteniendo encuentros de mayor distensión.

Aunque la oferta de coworking es amplia, no todos son iguales

Los horarios serán también complicados, un aspecto fundamental, pues es obvio decir que los coworkers no cuentan con un horario típico como los de 9 a 6. Existen algunos que desea comenzar su jornada bien pronto u otros lo que buscan es contar con un horario más amplio por la tarde, un momento en el que trabajar en casa se hace más difícil. Todo esto es importante cuando queremos estar cómodas y tener la flexibilidad que necesitamos.

Los centros, además de WiFi, tienen que ser rápidos, eficientes y seguros

Está claro que estas labores profesionales precisan de redes de comunicaciones eficientes y donde se mantenga la privacidad. Para ello es importante la configuración de la red, para que los lugares donde están los puestos profesionales de trabajo estén aislados, a no ser que no lo queramos.

Estamos ante un espacio en el que se comparte, pero que tampoco tiene que significar una configuración mala, o un virus que pueda afectar a otra persona y que nos llegue a afectar a nosotros.

La red de usuarios que tenga similar actividad siempre es necesaria. Por ejemplo, no tiene mucho sentido que vayamos a trabajar a un sitio de coworking donde está repleto de diseñadores, programadores o webmaters, si somos profesionales del derecho ¿no?

Es bueno estar en el mismo espacio con profesionales con los que compartamos cosas, pues vamos a poder ir nutriéndonos y enriqueciéndonos con su experiencia y ellos de las nuestras, colaborando o desarrollando hasta proyectos en común.

Algo más que un sitio para desarrollar la profesión

Adquiere gran importancia también que este lugar sea también un sitio donde formarse y de networking. En el momento en que se pasa de nuestro hogar a un sitio de co-trabajo es ago vital que haya también propuestas que nos puedan enriquecer en la faceta profesional y donde podamos conocer a más personas que estén trabajando en labores parecidas a la nuestra. Un problema que suele suceder es que los profesionales con frecuencia dicen que el trabajo del freelance a veces es muy aislado y no conocen a nadie más que virtualmente.

Igualmente debes fijarte en que el lugar de coworking cuente con servicios complementarios, que vayan desde la contratación de secretaría, impresiones, videoconferencias, así como de asesoramiento a nivel legal, de tecnología u otro tipo que se precisen. Un sitio en donde además de nuestra labor profesional, se pueda también crecer en la profesión y nuestra vida sea más sencilla.

Un tema que también hay que tener en cuenta y que conviene no olvidar son los planes de precios. Muchos de estos espacios lo que dan es una serie de posibilidades, donde hay sitios fijos, otros que pueden cambiar, flexibilidad o hasta para labores profesionales que duren un día o unas horas.

Estamos ante unos nuevos lugares para trabajar que son una respuesta a las nuevas necesidades y a unos nuevos empleos que tienen dar soluciones y aportar un valor añadido para todas esas personas que bien por mejorar el rendimiento o por imposibilidad de trabajar en casa, necesitan un sitio donde desarrollar su labor profesional.