Servicios de limpieza y software para tu taller

Orden, organización, limpieza… Son cualidades que todo taller de mecánica ha de poseer, pues en ellas reside buena parte del éxito empresarial. Cuando el orden y la limpieza reinan en un negocio, los tiempos de trabajo mejoran, y eso es algo que siempre va unido al aumento de ganancias. Por eso hay que tener presente el impacto para el negocio que un software para taller mecánico puntero, que te ayude a desarrollar con éxito las cuatro áreas básicas que el taller como negocio (la gestión comercial, la recepción de vehículos y emisión de órdenes de reparación, las relaciones y equivalencias y la gestión de garantías) puede tener. Poseer en un solo programa de forma digitalizada tareas como la creación y almacenamiento de los documentos de facturación, el control de la caja, la organización y control del almacén o la facturación a aseguradoras, mejorará el rendimiento del taller al ahorrar en los tiempos de trabajo y ganar eficiencia en las labores de la empresa.

Si hablamos del apartado de limpieza, se hace obligatorio hablar de la limpieza por ultrasonidos, una técnica idónea para limpiar las piezas y herramientas más delicadas del taller que nos ofrece Tierra Tech.

Para realizar una limpieza con ultrasonidos, el objeto que ha de limpiarse se deposita en un recipiente sobre el que se verterá un líquido conductor de ultrasonidos. Es importante utilizar un líquido específico para la limpieza mediante este procedimiento y no cualquier otro. Esto es debido a que las sustancias específicas para realizar la limpieza por ultrasonidos contienen agentes químicos tensoactivos que rompen la tensión superficial del agua de la base. Una vez sumergido el objeto en la sustancia conductora, al poner en funcionamiento la máquina de limpieza por ultrasonidos, se generan ondas ultrasónicas en el líquido que dejan tras de sí millones de minúsculas burbujas debido a un proceso de cavitación. Estas burbujas, al colapsarse con gran energía, eliminan la suciedad del objeto. En este proceso de cavitación no se produce daño alguno al objeto, ya que aunque las burbujas liberan grandes cantidades de energía, su reducido tamaño hace que únicamente eliminen la suciedad. Precisamente el reducido tamaño de las burbujas hace que accedan a los rincones más recónditos del objeto y alcancen a limpiar lugares inaccesibles de cualquier otra manera. Esto ha hecho que empresarios de joyerías, relojerías y centros médicos se hayan decantado por este método, ya que otorga una limpieza inigualable manteniendo el objeto en perfectas condiciones. Una técnica a la que se podría sacar grandes réditos en un taller, ya sea para la limpieza de las herramientas que se utilizan a diario o para las piezas más delicadas de los vehículos.

En definitiva, dos herramientas que pueden permitir que un taller mecánico de el salto cualitativo definitivo que le permita de forma simultánea adelantar a la competencia y ganar clientes.

Deja un comentario