Los ingredientes de una web perfecta

Los ingredientes de una web perfecta

4 diciembre, 2017

En el mundo digital es muy fácil encontrar webs que no sorprenden debido a que son antiguas, están basadas en diseños sin personalizar y están faltas de contenido. Encontrar una web decente es algo complicado hoy en día, porque a pesar de que las empresas tienen webs, muchas veces no están actualizadas.

La mejor forma de publicitarse es dando a conocer los productos y servicios, de manera que el flujo de clientes aumente y aumenten las ventas. Una página profesional puede suponer la consecución del 50% o más de los objetivos de negocio en Internet. Por lo tanto, hacer una web decente es un requisito indispensable.

En el artículo de hoy venimos a daros unos cuantos consejos para que vuestras páginas web escalen posiciones y os hagan aumentar los objetivos de venta. Vamos a comentar varios consejos, que podéis combinar como si fuesen ingredientes de una pizza. Aunque también recomendamos contactar con expertos, que integren estos consejos en las webs, como Bilnea, una agencia de Comunicación y Marketing Digital de Murcia formada por un equipo de jóvenes apasionados del marketing, que crea y gestiona imagen de marca a través de las nuevas tendencias del marketing Online y Offline

Los consejos para aumentar tu popularidad

No pienses que porque tu página web solo contenga una decena de páginas, es peor que la que se sofistica con cientos de categorías y secciones. Lo más importante es satisfacer las necesidades del usuario para que encuentre lo que anda buscando de manera rápida e intuitiva, por tanto diseña un menú de navegación sencillo en el que se establezcan las prioridades de entrada a tu página.

En este sentido, merece la pena gastar un poco de dinero en crear una página web que no sea gratuita. Las páginas gratis no te permiten acceder al código fuente para solventar ciertas necesidades específicas y su soporte técnico no suele ser ni bueno ni ágil. Revisa las necesidades de tu página y en función de ello elige entre un alojamiento compartido o un servidor dedicado. Fíjate bien que el soporte técnico del que elijas te ofrezca fiabilidad y un servicio técnico profesional. En el caso de las páginas que incorporan un ecommerce, la recomendación es utilizar un hosting propio, pero hay que tener en cuenta que esto también supondrá un incremento del precio final.

Si tu web es de servicios o contiene menos de un centenar de productos, cabe tener muy en cuenta trabajar con WordPress: el gestor de contenidos más utilizado a nivel mundial, completamente configurable y que dispone de miles de plantillas. Precisamente una de las ventajas que aporta utilizar WordPress para tu página web es la de poder optar a una gran cantidad de plantillas con diferentes diseños, que son susceptibles de ser customizados. Las fotos, vídeos y todo el contenido multimedia que creamos que puede ser de valor suponen una pata fundamental para ofrecer un aspecto profesional y una ventaja competitiva a nuestro negocio.

Por último, vamos a destacar la necesidad de tener un blog para crear contenido, y también invertir en el posicionamiento Seo y SEM para lanzar la página a los primeros puestos en Google.