La gestión de las Redes Sociales

La gestión de las Redes Sociales

30 octubre, 2016

Cuando siempre has trabajado en negocios que no han tenido presencia digital, esa mezcla de desconocimiento e inexperiencia pueden jugarte malas pasadas.

Esta es una de las razones de que muchas empresas del ámbito tradicional no se sientan preparadas para el sector online y, en muchas ocasiones, si no cuentan con el asesoramiento y trabajo de buenos profesionales en la materia, pueden llegar a cometer errores que las hagan fracasar en las Redes Sociales, lo que implica perder Reputación Social y, por tanto, clientes.

Si bien, cada vez son más las empresas que son conscientes de esto y no cometen el error, como fue mi caso, de delegar en personas inexpertas la responsabilidad de su reputación online.

Y es que, en las Redes Sociales cada pequeño detalle cuenta, y también es resultado de la experiencia y la profesionalidad saber salir airoso de una situación complicada, convertir un mal comentario en una oportunidad para ganarte el respeto y la confianza de tus usuarios es una capacidad que algunos magos del social media consiguen sin problemas.

Ahora bien, si no tienes a la persona adecuada en este puesto, un error de este tipo en una plataforma social puede suponer un desliz que se traduce en la perdida de conversiones, es decir, grandes pérdidas para tu empresa.

¿Cuáles son los errores más comunes en las empresas tradicionales?

Cuando ves las cosas con distancia siempre adquieren otro ángulo, ahora soy más consciente de lo ingenua que era a la hora de llevar mi negocio y reconozco que subestimé, en gran medida, el poder de las Redes Sociales y las dejé en manos inexpertas.

A día de hoy, valoro mucho el trabajo de un buen Social Media, el trabajo de estos profesionales que deben de analizar las métricas e índices de posicionamiento de la marca y brindar ayuda a cualquier posible cliente que consulte a través de la red social es una labor realmente compleja.

Por ello, no escatimo en invertir en un buen profesional, sé que a la larga es una inversión muy rentable y más que necesaria.

Cuando no cuentas con una persona experta suele cometer errores, si bien, estos errores repercuten en la reputación de tu marca y son difíciles de subsanar una vez que se han cometidos.

Uno de ellos es la eliminación de comentarios negativos, al haber dejar al cargo de mis Redes Sociales a una recepcionista sin conocimientos de Marketing siempre eliminaba todos los comentarios negativos con lo que restaba credibilidad y confianza por parte de la empresa para con los clientes.

Después de trabajar con profesionales entendí que nunca se deben de eliminar este tipo de comentarios, sino que hay que realizar un estudio para valorar si ha existido o no negligencia por parte de la marca, o si se trata tan solo de un cliente aislado que está descontento.

Este tipo de detalles pueden marcar la diferencia, una diferencia que se traduce en reputación social y confianza.

Después de haber cometido muchos errores, por mi gran desconocimiento de la importancia de un buen Marketing Online, no tardé en darme cuenta de que precisaba contar con los mejores profesionales de mi ciudad.

Pregunté a otros emprendedores que habían conseguido trasladarse con éxito al mundo digital para encontrar servicios de comunicación integral.

Después de buscar bastante, tuve la suerte de que otro empresario que se dedicaba a la exportación de jamón ibérico y con el que había coincidido en varias ocasiones me hablara de G2 Informatica, una Agencia interactiva de Sevilla especializada en Internet que ofrece Diseño Web y Marketing Online que se había encargado de todo su Plan de Social Media y Desarrollo Web consiguiendo muy buenos resultados.

Se trata de un estudio multidisciplinar que nace en 1999 como un equipo de profesionales con más de diez años de experiencia desarrollando proyectos de comunicación, identidad y marketing, especializados principalmente en el entorno digital y la Comunicación en Internet.

La diferencia de trabajar con ellos la noté de inmediato, recuerdo que una de sus primeras recomendaciones fue que nunca dejara abandonadas mis Redes Sociales durante meses, ya que eso daba muy mala imagen y provoca un descenso en la credibilidad de la marca y por ende en el índice de conversiones.

Fue al hacer las cosas bien cómo me di cuenta de que había cometido muchos errores, pero está claro que nadie nace aprendido, y en esto del mundo digital lo importante es tener las ganas y la capacidad de reconocer cuándo no lo hemos hecho bien del todo.