Impresoras 3D, la revolución

Impresoras 3D, la revolución

9 septiembre, 2016

Una impresora 3D es una máquina que produce copias en 3D de un diseño creado con un ordenador. La medicina, el diseño industrial o la arquitectura, son los campos que más vienen utilizando estas impresoras en los últimos años, y en el futuro, serán más los sectores que se beneficien de sus aplicaciones. El diseño de las piezas a reproducir deberá realizarse con la ayuda de algún software de diseño asistido por ordenador, como el AutoCad, por ejemplo.

Existen diferentes tipos de impresoras según la tecnología empleada para realizar la impresión. Actualmente podemos encontrar los siguientes tipos de impresoras 3D:

Impresoras 3D por Estereolitografía (SLA)

 Este tipo de impresoras funciona a partir de la aplicación de haces de luz ultravioleta a una resina hasta que esta se solidifica.

Impresoras 3D de Sintetización Selectiva por Laser (SSL)

 Esta máquina trabaja suministrando finas capas de polvo de aluminio, titanio, acero u otros materiales, que acaban fundiéndose unos con otras gracias al empleo del laser.

Impresoras 3D por Inyección

Esta tecnología onsiste en la inyección de fotopolímeros líquidos y el propio material se va añadiendo por capas.

 Impresión por deposición de material fundido (FDM)

 Esta impresora funciona depositando polímero fundido que se va solidificando hasta formar capas

 Atendiendo a esta clasificación tenemos dos variantes de impresión, pudiendo ser esta de tinta o de laser.

 Impresoras 3D de tinta

La compactación del polvo se origina a partir de una tinta, permitiendo la impresión en diferentes colores.

 Impresoras 3D de laser

La compactación del polvo se produce por polimeración, utilizando un laser.

 Aplicaciones de las impresoras 3D

La tecnología 3D encuentra cada vez mayores campos de aplicación , entre las que destacan las siguientes:

En la medicina. Se utiliza en trasplantes, prótesis, creación de órganos, ecografías, escayolas…

En la industria. Conforme avanza esta tecnología, van creciendo sus posibles aplicaciones a la industria. Actualmente es posible realizar réplicas de ropa o calzado, juguetes, instrumentos musicales con la ayuda de estas impresoras 3D

En la alimentación. Gracias a esta tecnología se pueden elaborar postres, dulces o pizzas.

Ayer me compré una impresora 3D. Soy cocinera y estoy empezando a poner un proyecto en marcha, en el cual he depositado todas mis esperanzas. Se trata de un negocio de postres de luxe,  creados a base de azúcar endurecido utilizando una impresora 3D. Tengo entendido que ya existe un negocio similar en los EE.UU, que está teniendo un enorme éxito.

Tenía pensado sorprender a mi familia, que no sabe nada de esta nueva compra. La idea era dejar la impresora escondida dentro del coche, en el garaje, hasta la hora de cenar, que es cuando coincidimos tod@s en casa, pero la que finalmente se ha llevado una sorpresa soy yo. Cuando me disponía a entrar en el garaje, me doy cuenta de que no tengo el mando de la puerta, lo he perdido, y no tengo tampoco llave manual, ya que también la he perdido. No me lo podía creer, hasta la noche no hay nadie en casa que pueda prestarme su mando. Así que he tenido que dejar el coche aparcado en la calle, lo cual no me ha hecho ninguna gracia, hay muchos robos por nuestro barrio.

Tenía que hacerme con un nuevo mando para el garaje inmediatamente, y estaba demasiado ocupada como para salir de tiendas. Así que realicé mi pedido online a la tienda MandoBox, una empresa del sector de la distribución de mandos para puertas automáticas. MandoBox se diferencia por su adaptabilidad a las necesidades cambiantes del cliente y por su compromiso con el cliente final, por eso te ofrecen siempre mandos de garaje baratos de las mejores marcas y fabricados con los mejores materiales. Es una suerte poder contar con profesionales de ese nivel. En menos de 24 horas tendría mi pedido en casa.

Finalmente, mi coche no tuvo ningún problema y mi nueva adquisición, así como mi nuevo proyecto, encantó a tod@s, hasta se han ofrecido a ayudarme. Seremos la primera empresa productora de dulces utilizando una impresora 3D en España.