Hoteles Mercer, nuevo hotel boutique en Sevilla

Hoteles Mercer, nuevo hotel boutique en Sevilla

29 mayo, 2016

Los que estamos enamorados de Sevilla estamos de enhorabuena, ya que la cadena de hoteles Mercer abrirá este próximo verano un hotel boutique de lujo en sevillana céntrica calle Castelar. La empresa hotelera cree que la Casa Palacio Castelar tiene una localización de privilegio que es capaz de albergar un pequeño hotel de lujo.

Un establecimiento hotelero que mezcla la tecnología con el arte sevillano

El hotel se iba a abrir en primavera, pero el querer dejar todas las obras perfectas ha ido retrasando el inicio de la actividad hasta el verano próximo. Este hotel va a tener 12 suites y habitaciones de lujo, algo que no es ajeno a una cadena que suele destacar por su gran exclusividad y por los tamaños reducidos que tienen en cuanto habitaciones, así como encontrarse a la última en tecnología multimedia y con Internet en todas las habitaciones.

La estrategia es clara, hacer sentir al cliente como algo único y al menos cuando estuve en el de Barcelona que está situado en pleno Barrio Gótico lo consiguieron más sobradamente.  Este establecimiento también tendrá un bar y un restaurante para 20 personas, donde los huéspedes tendrán piscina en la terraza. El bar se sitúa en la parte más alta del inmueble, permitiendo disfrutar de unas vistas inimitables de la ciudad.

Sin lugar a dudas Sevilla tiene una gran historia y la arquitectura de la capital andaluza se beneficia de ello, este hotel es buena muestra de ello y como quisieran cuidar todos los detalles encomendaron el proyecto a la firma Cruz y Ortiz, por lo que el prestigio de esta obra queda claro.

El edificio donde estará el hotel es para quedarse boquiabierto. La Casa Palacio Castelar se sitúa en pleno centro histórico de Sevilla, en el entorno de la plaza de toros de La Maestranza, junto al Teatro del mismo nombre, la plaza de Molviedro y la plaza nueva.

Se construyó en 1880, siendo un palacete de nueva implantación que seguía un orden racional y ortogonal en base a un patio central. El objetivo es sorprender a los que se hospeden en él y seguro que lo consiguen.

La jugada de esta cadena hotelera está clara, hoteles de tamaño reducido, pero con historia y detalles exclusivos para los clientes más sibaritas. La mezcla de lo antiguo con toques modernos está claro que seduce al público, especialmente al de alto poder adquisitivo.

A nadie se le escapa que poder pernoctar en todo un palacio en una ciudad con la historia que tiene Sevilla es casi un sueño. Los turistas o visitantes más exigentes, seguro que encuentran en este hotel cuando se inaugure una razón más para no olvidarse Sevilla, a la vez que se sienten más cerca de la raíz de la ciudad.

La situación desde luego que es inmejorable, todo turista que quiera tiene el centro de la ciudad a sus pies, en mi caso no me hospedaré ya que vivo aquí, pero celebro que se le de este uso a una casa que de esta manera estará muy cuidada y disfrutará de la profunda restauración a que está siendo sometida. Para no perdértelo si visitas Sevilla este verano.