Emoción de marca

Emoción de marca

Recientemente viajaba en coche por una de las bonitas carreteras de Alicante, y sin darme cuenta me vi sumido en el eterno movimiento de mano surfeando el aire que tan famoso hizo el anuncio de BMW emitido hace ya bastante tiempo. Este anuncio fue muy galardonado, y personalmente me caló profundamente hasta el punto de conectar un movimiento con una sensación de tranquilidad al volante.

A pesar de no conducir un coche de marca alemana, siempre me he preguntado cuál es la mejor manera de que una empresa entre por los ojos al cliente. He pasado por varias etapas hasta descubrir la importancia de una marca que transmita emociones, ya que de otra manera nos encontramos con empresas que corren el riesgo de no conectar con el cliente.

Toda estrategia de marketing de una empresa debe ir dirigida a captar y convencer al cliente. Primero le captas con un mensaje directo que le haga entrar en tu web o ver tu carta de sevicios, y en segundo lugar tienes que mostrar al cliente porqué quieres contratar con él, es decir qué tienes que ofrecerle diferente al resto.

Las empresas querrán contratar con el cliente por su dinero, eso está claro y es una consecuencia directa de la contratación de los bienes y servicios. Pero más allá de esto hay que buscar un objetivo, una meta o una motivación para querer que el cliente se quede, y eso es algo que se puede transmitir.

Al igual que tu cuñado suele transmitirte indiferencia con los chistes malos, debemos de ser conscientes de que nuestras estrategias de comunicación tienen que mostrar al cliente potencial nuestra motivación para que nos contrate, ya que de esta manera crearemos sentimientos en el cliente potencial.

Los sentimientos mueven al ser humano hasta el punto de hacer locuras, y podemos aprovecharnos de ellos para volar por debajo del radar de los clientes, ya que muchas veces leen los motivos por los que una empresa quiere que contrate con ellos, y piensan que solo van a por su dinero y que no hay un valor diferencial.

En el artículo de hoy vamos a estudiar cuáles son las razones por las que las empresas deberían transmitir emociones con sus marcas a través de las estrategias de marketing. Esto requerirá estudios individualizados en los que determinar qué te hace diferenciarte del resto de empresas competidoras.

Hazte preguntas para llegar a la solución

En primer lugar, transmitir emociones no cuesta más dinero. Esto lo tenemos que incluir dentro de los mensajes. La idea es no comunicar sólo sobre el producto o servicio si no lo que supone para uno. Para mi una empresa tiene que transmitirme su motivación por la cual trabajan, para algunos será para dar un servicio de calidad al cliente, pero para otros será para demostrarse a sí mismos de que pueden ser los mejores.

Para poder transmitir emociones tenemos que humanizar el mensaje. Cuando creamos un panfleto, tendemos a pensar que lo único importante es enseñar el producto y que si lo acompañamos con las fotos de un modelo es suficiente. Pero al cliente le interesa conocer quién está detrás de esa comunicación, cuál es su mensaje real.

En tercer lugar, tenemos que comentar con los clientes objetivo. Transmitir emociones tiene un objetivo claro, que es crear puentes con el cliente potencial previamente a cualquier contacto que se realice. Esto facilita la negociación y la toma de negociaciones, ya que se tendrá la sensación de conocerse anteriormente.

En cuarto lugar, tenemos que detectar cuáles son las necesidades del cliente. Es más fácil cuando transmitimos los beneficios de usar el producto o cuando hablamos de tú a tú al cliente y le decimos lo que realmente pensamos que el producto puede hacer por mejorar su vida, dentro de las necesidades que tenga el mismo.

Por último, tienes que creerte el mensaje. En todo lo que hacemos la energía que desprendemos es fundamental. Si transmitimos energía positiva en nuestra comunicación porque así nos sentimos, el cliente lo percibirá. Pero si transmitimos humo con nuestros mensajes el cliente detectará que hay algo que no funciona, la coherencia, que es un elemento muy importante para transmitir emociones.

Los expertos para transmitir emociones a través de campañas de publicidad son las Agencias de publicidad, a las que deberemos acudir si no sabemos como plantear las estrategias de comunicación y publicidad. Niko Klaus es una agencia de publicidad de Madrid, que hace especial la forma de contar las cosas gracias a la creatividad en la publicidad y al perfeccionismo de su trabajo.