El psicólogo en la empresa

20 noviembre, 2014

La psicología ocupa cada vez un mayor espacio en el mundo empresarial y económico. Por un lado con el desarrollo de la rama conocida como ocupacional, las empresas pueden diseñar y establecer modelos de entrevistas y pruebas a través de las cuales encontrar el trabajador que más se adecue al puesto ofertado, así como encajar de manera más acertada en el perfil de la empresa, lo que facilitará la buena relación entre ésta y sus trabajadores. A través de la psicología ocupacional el empresario garantiza para su trabajo los profesionales más adecuados y mejor cualificados, con los que optimizar el rendimiento.

Pero no miremos a esta rama de la ciencia como el lobo del cuento. Pues con el transcurrir de los años, no solo se ha avanzado en derechos que los empresarios acaten por obligación. Cada vez más, desde las empresas mismas se han dado cuenta de que favorecer un ambiente idóneo de trabajo que repercuta en empleados felices, saludables y por ello comprometidos con su trabajo revierte claramente en beneficio de todos.

Es por ello, que siguiendo el modelo de las grandes empresas mundiales como Google, se opta cada vez más en la medida de lo posible por técnicas, espacios y áreas que contribuyan a rebajar el nivel de estrés de los trabajadores, así como de intentar promover y mejorar su salud mental y ocupacional. Se intenta fomentar el ocio comunal entre los trabajadores de un mismo grupo, las buenas relaciones, desde excursiones grupales a la clásica caña de los viernes, o se instalan salas o espacios de ocio, donde poder acudir a desconectar un instante o a tomar un café que ayude a continuar con el buen ritmo.

Y en los últimos años venimos siendo testigos de una idea que contribuya a fomentar el buen ambiente de trabajo a través de la figura del especialista en terapia ocupacional. Un psicólogo que pueda intervenir y favorecer la solución de problemas, redecillas o situaciones tensas que el trabajo codo con codo termina desarrollando. En definitiva el valor de una empresa reside en una gran parte en la calidad de sus trabajadores. Pues son ellos quienes en definitiva sacan cada día adelante el trabajo. Así, aliviar cualquier mal o problema que pueda estar afectando a su rendimiento y estado emocional será también un beneficio directo para la empresa. Al igual que se promueven los chequeos médicos que aseguren el correcto estado físico de los empleados, cada vez, se impone o se atiende desde los negocios a facilitar a sus equipos la posibilidad de aliviar todos los males referentes al ánimo.

Nos es raro que los problemas que se dan fuera del trabajo, sobre todo en el hogar, afecten al rendimiento de un trabajador. Por muy profesionales que seamos, cuesta trabajo aparcar nuestros enfados, angustias o dilemas a la puerta de la oficina y esperar las ochos horas correspondientes para retomarlos. Un conflicto muy habitual en los hogares y que repercute de manera directa en el estado de los trabajadores son  los problemas relacionados con la pareja. Una situación de posible separación, un divorcio, o la mera temporada de desencuentros y riñas diarias mina el estado y la capacidad de concentración de cualquiera.  Brindar la oportunidad a nuestros trabajadores de contar con un espacio en el que contar sus preocupaciones al tiempo que ofrecer la oportunidad de recomendar un profesional que ayude a aliviar la situación puede ser una inmejorable apuesta para situar a nuestra empresa en un puesto elevado en cuanto a calidad, prestigio y distinción.

En Barcelona el centro médico Benviure, nos brinda la posibilidad de contar con los mejores especialistas en lo referente al campo de la psicología a tan solo unos minutos del casco urbano.

Su larga trayectoria tratando todos los asuntos relacionados con los problemas de pareja y  el mejor equipo de  profesionales posible, les convierte en un referente claro en psicoterapia de la ciudad condal. Sirviéndose de los métodos más actuales, con terapias dinámicas, sus psicoterapeutas persiguen focalizar la raíz del problema, orientando a la pareja para que ella misma en su día a día pueda trabajar y lograr avanzar en la recuperación de la ilusión y el bienestar tanto personal como de pareja.

Deja un comentario