Diseñado para vender

Diseñado para vender

23 noviembre, 2017

¿Qué es lo que buscamos con el diseño? Algunos dirán que una estética atractiva o una imagen adaptada a nuestra personalidad, pero eso sólo es así cuando hablamos de moda u hogar, a partir de ahí en el 90% de los casos lo que se busca es vender. Ejemplo de ello es que el mismo producto, en diferente color, tenga precios también diferentes, pero es muy sencillo de entender: un color se vende más que otro y eso ha provocado que se eleve su precio, o al contrario, un producto en un determinado color no tiene apenas venta y se baja su precio con el fin de favorecer su salida al mercado.

Por ejemplo, los profesionales investigan cuáles son los colores que más venden, o el embalaje que más vende, y actúan en consecuencia. De ahí que sea tan importante contar con verdaderos expertos en marketing y publicidad que te asesoren antes de lanzar al mercado un producto, una marca, un servicio o un comercio.

Productos y Servicios

Lógicamente el producto que salga a la venta es cosa tuya, tú eres el creador, el artífice o, simplemente, tú eres quien tiene la patente o has comprado su comercialización, pero que tengas buena vista para los negocios no implica que tengas que saber cómo venderlo. Una crema antiedad por ejemplo, o una mascarilla negra de carbón que, por lo visto, están tan de moda que se venden solas, ¿se venderían igual en un tarrito sin etiqueta alguna que en un embalaje pensado al milímetro para llamar la atención? Lógicamente no.

Expertos como Too Lovers Design, o Empacke, especialistas en diseño de branding, se mantienen siempre en continuo reciclaje, en continua formación, para saber en cada momento qué es lo que demanda el público y estudiar cuál es la mejor manera de venderlo. Construyen marcas que emocionan, originales, que se venden por sí solas, con una apuesta íntegra de marketing que engloba diferentes acciones para mejorar su imagen y darlas a conocer.

Por ejemplo, ¿Sabéis por qué el color rojo es tan utilizado en productos de consumo (coca-cola, chocolates, Kellogg´s, Kit Kat, golosinas…) y restaurantes de comida rápida (McDonalds, Burguer King, KFC, Domino´s Pizza…)? Porque es un color que atrae, que representa poder y que logra mantener la atención del consumidor. Mientras que otros colores como el azul, que transmiten calma y confianza, se usan para productos de higiene o tecnológicos (Denenes, Ausonia, Intel, HP, Samsung, Nivea, IBM, etc).

Pero en este tipo de cosas los empresarios no están puestos al día, ni tienen por qué estarlo.

Diseño Web

Un sector en el que el diseño es de vital importancia es en el e-commerce, es decir, en el mundo del comercio online. Lógicamente hay más características que influyen notoriamente en las ventas, como el tema de la confianza online (sobre todo en cuestión de pagos), los envíos gratis, las recomendaciones, los comentarios y las valoraciones de otros usuarios, etc. pero el tema del diseño web influye, y no sabéis hasta qué punto. Por ejemplo, una persona en casa cree que necesita ayuda profesional psicológica para superar un problema y busca en Internet psicólogos en su ciudad. Encuentra dos webs, una con todo lujo de detalles e imágenes de la consulta, otra tipo blog gratuito con algo de texto y la información de contacto. ¿Dónde creéis que llamará? Puede que ambos psicólogos sean igual de buenos pero la segunda página no aporta demasiada confianza ni una imagen profesional óptima así que, casi con total seguridad, optará por la primera web.

Los expertos en diseño web Tresmer aseguran que, además de la creatividad innata y estudiada que ha de tener el diseñador de páginas web, los verdaderos profesionales siempre tienen en cuenta temas como la usabilidad (navegación sencilla), las fichas de productos (completas, con descripciones e imágenes), la posibilidad de incluir filtros de búsqueda para facilitar la posibilidad de venta, la información de contacto siempre visible, etc.

Con el tema de los colores, el diseño web también tiene mucho que decir. Utilizando los mismos colores de ejemplo que hemos utilizado en el párrafo anterior, sabemos que el color rojo puede ser muy bueno para llamar la atención pero es un color tan excitante que utilizarlo demasiado puede ser un error en el diseño web. Un par de toques puede estar bien, demasiado es estresante. Con respecto al azul ocurre todo lo contrario. Es un color que se asocia con empresas grandes y bancos, porque no es invasivo y da sensación de seriedad por lo que, utilizado con otro color que contraste, y evitando que la web resulte demasiado fría, es un color que puede ser usado fácilmente por los diseñadores web para crear páginas con una imagen corporativa muy profesional.

Si quieres vender, ya sean productos o servicios, tienes que aplicar ciertas reglas del diseño así que no dudes en acudir a un profesional que te asesore e incluso ponga en marcha una buena campaña.