Delegar o reventar

Delegar o reventar

16 febrero, 2016

Internet es un saco roto donde cabe todo y tener una empresa online es, a veces, una auténtica locura. Los problemas parece que vienen solos y cuando no pasa una cosa pasa otra. Por eso yo he decidido confiar en esta gestoría  en Santander para que lleven todos mis papeles y mis temas mercantiles y de hacienda. No me era posible seguir llevándolo yo todo y por eso, para los que estéis igual de agobiados que yo, os recomiendo recurrir a profesionales.

Cuando monté mi empresa preferí  llevar yo todo el tema de papeleo porque pensé que sería un dinero que me ahorraría al no tener que pagarle a nadie para que me lo hiciera, y la teoría era muy buena, al menos en mi cabeza. Al principio me costó mucho entender todo el tema del papeleo porque los impuestos, las nóminas, la declaración de la renta… todo era para mí una novedad y una locura al mismo tiempo pero como cuando empecé no tenía mucho trabajo pues seguí haciéndolo yo y al final le pillé le truco. El problema vino después, cuando mi negocio empezó a funcionar y yo empecé a trabajar como un loco de arriba para abajo sin tener tiempo ni de respirar y me vi en la tesitura de tener que quedarme muchas noches despierto para arreglar los temas del papeleo que durante el día no había podido arreglar ni organizar.

shutterstock_323590613reducida

No podía más. Yo soy una persona trabajadora que no le importa dejarse los cuernos intentando algo pero llega un momento en el que necesitas tiempo para ti y tu familia y pensé que lo mejor sería que la gestoría que me había recomendado un amigo, TFS Abogados y Asesores, se hiciera cargo de todo este tema y fue un acierto, tengo que decirlo.

Ahora mi tiempo de descanso es para mí porque si un día trabajo 8 horas y otro 9, y otro 7, al menos lo que me queda es para hacer las otras cosas que no he podido hacer antes y descansar, y estar con mi familia.

Que un negocio funcione y te vaya bien es una maravilla, no lo cambio por nada, y es un orgullo saber que tú lo has levantado, pero al mismo tiempo, que un negocio funcione muy bien, significa más encargos, más pedidos, más trabajo y tienes que delegar y subcontratar porque de lo contrario no vas a poder con todo y empezarás a fallar.

Personalmente creo que ha sido lo mejor que podía hacer porque aunque ahora tengo un gasto todos los meses, que tampoco es muy alto la verdad, también tengo tiempo para mí y para hacer otras cosas y, siendo sinceros, he de decir que ese tema no era lo mío y me aburría, no me gustaba y me resultaba muy complicado. Puede que hasta metiera la pata en más de una ocasión y no me diera cuenta y puede que incluso eso me traiga problemas en un futuro pero ahora ya no puedo cambiar el pasado así que sólo me queda cruzar los dedos esperando que todo lo haya hecho bien y mis asesores se encarguen de todo estupendamente a partir de este momento.

Deja un comentario